Enviar flores a domicilio en Logroño

 941223696        620935456        Whatsapp
Floristerias Logroño
ICON
ICON 0

Los cuidados de las Bromelias

Los cuidados de las Bromelias

Una de las plantas más interesantes y conocidas por los amantes de las plantas son las Bromelias, las cuales son originarias del continente americano. Estas plantas se caracterizan por su forma particular, donde las hojas alargadas son coronadas con una única flor en forma de cáliz. Su nombre científico es Bromeliaceae. Visita en Logroño nuestra floristería para comprar bonitas Guzmania y Tillandsia.

Esta especie contiene gran variedad de tipos diferentes, existiendo un número mayor a 2.800 variantes de la planta de Bromelia, siendo algunos más conocidos y utilizados que otros, como las famosas Guzmania y Tillandsia, que son unas de las más vendidas. La planta Bromelia tiene cerca de 65 millones de años.

Cuando observamos una planta de Bromelia, la primera característica que podemos notar es que la formación de sus hojas crece como una roseta, es decir, se desarrollan de forma curvada hacia su interior sobreponiéndose una a la otra, creando una cavidad.

Este mecanismo se debe a que su forma de alimentación es a través del agua que cae en sus hojas, y no mediante la raíz. Las Bromelias además tienen un gran número de especies distintas de las cuales, cada una puede presentar colores y particularidades distintas, sin embargo, su follaje puede variar de los colores: verde oscuro, rosa, púrpura o gris, algunas presentan manchas.

Las Bromelias de igual forma, cuentan con una flor única de gran vistosidad que tiene la particularidad de aparecer durante todo el año, pero durar muy poco tiempo. La planta de Bromelia puede ser de dos tipos: la Bromelia terrestre con sus raíces en la tierra, o la Bromelia epifita que se desarrolla adherida a la corteza de los árboles, haciendo que sus raíces actúen como anclaje sobre el árbol.

Una característica que puede apreciarse en las especies sometidas a climas muy calurosos son unas escamas denominadas tricomas foliares, que le sirven de protección contra los rayos del sol, en ambientes muy calurosos o secos.

 

Cuidados de las Bromelias

Las bromelias tienen la capacidad de adaptarse a cualquier tipo de clima, por esta razón, han podido existir durante mucho tiempo, sin embargo, si te preguntas cómo cuidar las bromelias, es importante señalar que varios de sus cuidados dependen del tipo de planta que se tiene, aunque por la fuerza de la planta necesita de pocos cuidados.

Dentro de las condiciones generales que necesitan las Bromelias para desarrollarse, se deben tomar en cuenta, tanto la humedad como la luz. En cuanto a la humedad, deberá enfocarse el riego más a las hojas que al suelo, ya que la planta absorbe sus nutrientes de esta forma, y en cuando a la luz, puede variar dependiendo de la especie pero debe evitarse colocarla directamente al sol y observar la coloración de las hojas de la bromelia, ya que si sus colores son muy vistosos, la hoja es rígida y con estrías, tendremos que reconocer que ese tipo de bromelia necesita un alto grado de luz.

Al ser las bromelias plantas originarias del continente americano, las temperaturas cálidas son las ideales para su desarrollo, evitando el frio, algunas especies pueden soportar niveles altos de calor, siempre que tengan un ambiente húmedo que favorezca su desarrollo. Algunas especies muy conocidas como la “piña tropical”, pueden soportar algo de luz solar directamente, y deberá ser regada generosamente durante la época estival, disminuyendo la cantidad de agua durante el invierno. Al igual que la Guzmania, que necesita agua que no contenga cal.

La humedad de la planta se puede lograr colocando guijarros mojados bajo la maceta, y el mejor suelo para su desarrollo, deberá tener poca profundidad, creando un sustrato con mezcla de cortezas, musgo, y otras mezclas orgánicas.

Por otra parte, los cuidados de la bromelia referidos al abono, dependerá de la especie, por ejemplo, la “piña tropical” deberá ser abonada durante el verano, la Guzmania necesitará ser abonada durante su etapa de crecimiento. La Neoregelia necesita de pequeñas dosis cada quince días, mientras que otras especies como la Nidolarium no necesitan abono.

Sobre los trasplantes de la planta de Bromelia, debe señalarse que esta planta tiene corta duración, por lo que generalmente, no necesitarán un trasplante. Sin embargo, para mantener las plantas de Bromelia debe dársele un cuidado especial a sus retoños, ya que estos asegurarán la presencia de la planta, una vez que mueran luego del florecimiento. Pueden extraerse las raíces de estos retoños y sembrarse en una maceta aparte.

 

Las enfermedades y plagas de la Bromelia

Los problemas que tienen las bromelias que deben evitarse durante su cuidado implican controlar las plagas como las arañas rojas y cochinillas, así como también, evitar la proliferación de hongos y estancamiento de agua, que pueden provocar la podredumbre de las raíces. Algunos tipos de Bromelia pueden afectarse por la acción directa del sol, por lo que se deberá estar pendiente del tipo de bromelia que se desee cuidar.

Para atacar las arañas rojas se deberá aumentar la humedad de la planta, y para las cochinillas, el alcohol metílico es una excelente opción, además de retirar los insectos uno a uno.

Algunas preguntas comunes sobre el cuidado y problemas de las bromelias pueden deberse a que la planta podría tener poco color, la mayoría de las veces se debe a la poca iluminación a la que accede la bromelia, por otro lado, si se presentan hojas con las puntas secas, arrugadas y quebradizas, lo más probable es que necesite de mayor humedad, para lo que se deberá pulverizar las hojas.

Las raíces podridas son otro de los males que aquejan a las bromelias, razón por la que se deberá en todo momento, mantener un buen drenaje para obtener los mejores resultados, en el cuidado de las bromelias, ya que el exceso de humedad y los encharcamientos hacen un gran daño a la planta, como manchas oscuras en las hojas o que la planta se marchite.

Para finalizar como ya indicamos anteriormente, la planta de Bromelia tiene un tiempo de vida muy corto, por lo que, si se desea extender el uso de estas plantas, se deberá mantener un cuidado especial a los retoños, desechando las plantas muertas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información