Enviar flores a domicilio en Logroño

 941223696        620935456        Whatsapp
Floristerias Logroño
ICON
ICON 0

La Chamaedorea y sus cuidados

La Chamaedorea y sus cuidados

La chamadorea es una palmera de uso ornamental que tiene su origen en Centroamérica, específicamente en la región de México, Guatemala y Belice. Es la palmera más utilizada para ornamento interior.

Su nombre científico es Chamaedorea elegans, pero también se le conoce con otros nombres, como por ejemplo: Camaedorea, palma de salón, palmera de salón o palmera de interior. Esta planta forma parte de la familia Arecaceae, que es la perteneciente al grupo de las palmeras.

La planta chamadorea tiene aproximadamente 221 especies distintas que abarcan desde la región de México hasta regiones de Suramérica como Brasil, e incluso algunas zonas de Bolivia, siendo además de una importante planta ornamental, un cultivo importante para varias comunidades indígenas.

La Chamadorea elegans no suele medir más de dos metros, creciendo sin tallos separados por el sexo (dioica) ni tampoco espinas. Son hojas pinnadas que pueden medir hasta un metro de longitud, unidas en pares de 20 folíolos aproximadamente, de 15 a 20 centímetros de largo y 22,5 centímetros de largo. Los tallos de la planta son delgados y alargados, pudiendo medir hasta 3 metros de altura, son únicos y de ella, emanan las hojas alargadas y estrechas.

Las palmeras de la chamadorea pueden producir algunos frutos esféricos de color negro, aunque también produce frutos de color naranja o rojo llamados drupas. La chamadorea tiene también la capacidad de producir flores, los cuales pueden ser de colores anaranjados o amarillos. Pueden aparecer en cualquier momento del año, pero por lo general no son muy vistosas.

 

¿Cómo cuidar una Chamaedorea?

Para obtener los mejores resultados en el desarrollo de las plantas chamadoreas, lo mejor es seguir las siguientes recomendaciones, para evitar los principales problemas que afectan a esta planta.

La temperatura ideal para las plantas chamadoreas es entre 17 a 23°C en zonas templadas o cálidas, pero con mínima resistencia al frio. Si se encuentra la planta ubicada en alguna zona del litoral mediterráneo puede sobrevivir al aire libre. Dentro de las temperaturas mínimas, esta planta puede resistir temperaturas entre 5 y 7°C, como mínimo.

A pesar de que la palmera chamaedorea pueda adaptarse al aire seco, el ambiente húmedo es mucho mejor para su crecimiento y desarrollo, siendo necesario que durante la época de verano, se pulverice con agua todos los días para mantener el ambiente húmedo y evitar inconvenientes.

Como el ambiente húmedo es más propicio para los cuidados de la chamadorea, se deberá regar la planta 2 o 3 veces a la semana durante el verano, y solo dos veces al mes durante el invierno. Es importante que la mantengamos húmeda constantemente, evitando encharcamientos o malos drenajes. Debe cuidarse mucho el sustrato y observar si la planta está en interior de que el sustrato se encuentre seco antes de regar nuevamente.

Dentro de las recomendaciones es importante mencionar como debe realizarse el abonado de la chamadorea, en este sentido, se deberá abonar la planta en verano dos veces al mes, utilizando un fertilizante de 20-20-20, o uno para plantas verdes de interior. Si se utiliza el fertilizante líquido, (o cualquier otro fertilizante) es importante respetar las dosis ya que un exceso de abono puede dañar las puntas de las hojas.

El sustrato necesario para el mejor desarrollo de esta planta es un suelo fértil que posea buen drenaje, siendo muy útil una mezcla de turba con tierra de PH ácido. Este suelo deberá ser rico en nutrientes, por lo que la acción del abonado será muy importante para reforzar los cuidados de la chamaedorea.

Una vez al año se recomienda hacer el trasplante de la planta de chamadorea, debido a su alta rapidez de crecimiento. Una recomendación adicional es que la maceta no sea excesivamente ancha, ya que las raíces de la chamaedorea deberán estar unidas para que la planta se desarrolle mejor. No se debe utilizar una maceta demasiado grande, y si es posible, deberá utilizarse una mezcla similar de sustrato, utilizada en la planta anterior.

 

Enfermedades y plagas de la Chamaedorea

Las plagas que pueden afectar mayormente a la planta de chamadorea son las arañas rojas, la cochinilla, los hongos, el estancamiento del agua, sobre exposición al sol, y el ambiente seco o las corrientes de aire.

Cuando las arañas rojas ataquen la chamadorea elegans, lo primero que debe hacerse es evitar que la planta siga teniendo un ambiente seco, que es el habita natural de estas arañas. Deberá aumentarse la humedad de la planta y regar más seguido, aunque pueden aplicarse insecticidas sistémicos que atacarán las arañas rojas.

Por su parte, las cochinillas que puedan aparecer en las hojas de la chamaedorea pueden mejorarse si se le aplica a cada una un algodón con alcohol metílico hoja por hoja, o rociar las hojas con insecticida en las partes afectadas. De esta forma, podrá regenerarse la planta y después verificar que no vuelvan a aparecer estos insectos.

Otro de los problemas recurrentes que afectan a las plantas chamaedoreas son los hongos, los cuales pueden aparecer porque el agua utilizada para el riego se ha estancado o la maceta posee un mal drenaje. Para solucionar este problema, es recomendable bajar la frecuencia del regado y aplicar un fungicida en las matas para erradicar el contagio.

Algunos otros problemas que presentan estas palmeras chamadoreas son por ejemplo las hojas amarillas, lo que puede ser un indicio de que la planta no ha sido regada suficientemente, en este caso, se deberá aumentar la humedad de la chamadorea.

En ocasiones las hojas de la planta pueden verse con una coloración marrón, si este es el caso, es debido a que la chamadorea tiene un exceso de agua que produce esta coloración, para evitar esto, es necesario que se disminuya la frecuencia del riego, se revise el drenaje de la maceta y se baje la humedad de la planta. Por otra parte, las hojas con la punta seca, son sinónimo de que el ambiento seco y las corrientes de aire, están causando estragos en nuestra planta, por lo que se deberá, cambiar las chamadoreas a un lugar más cerrado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información