Enviar flores a domicilio en Logroño

 941223696        620935456        Whatsapp
Floristerias Logroño
ICON
ICON 0

Como cuidar los cactus

Como cuidar los cactus

Los cactus son una planta originaria del continente americano, y su nombre científico es Cactaceae. En el mundo existen más de 2.500 especies conocidas de cactus, y contando los híbridos pueden hablarse de cerca de 10.000 diferentes especies de cactus.

Es importante señalar que no todas las plantas suculentas son cactus, existen alrededor de 8.000 especies distintas de suculentas que no pertenecen al orden de los cactus. Algunos de los más reconocidos son: el aloe, ágave, crásulas, entre otros.

Este tipo de plantas tiene una historia evolutiva de entre 30 a 40 millones de años, siendo la región de México donde se concentran la mayor cantidad de cactus en el mundo. Los cactus se encuentran en diferentes partes del mundo, como desiertos, selvas húmedas tropicales, y la región andina de Suramérica.

Como ya indicamos anteriormente, los cactus tienen un gran número de especies con diferentes formas y características, sin embargo, algunos elementos comunes pueden señalarse para reconocerlos en el ambiente natural.

La característica más resaltante de los cactus son sus tallos que forman la parte más visible del cuerpo de la planta. Los tallos del cactus pueden ser de tres formas: el tallo plano con forma de raqueta, se llama Cladodio y es la forma que tienen los nopales. Otro tipo de cactus es el Columnar, que es de forma cilíndrica, pudiendo tener o no algunas ramificaciones. Y finalmente, los tallos Globoso, que son los que tienen forma circular.

El cactus es conocido por tener espinas o en algunos casos pelitos, sin embargo, no todas las especies poseen este distintivo de esta planta. La areola es donde se forman las espinas de la planta y, además, es esta parte donde se forman las flores de los cactus.

Con respecto a las flores y los frutos, algunos cactus pueden producir frutos comestibles o no aptos para alimento, guardar agua en su interior o producir flores hermosas y coloridas, todo depende del tipo de cactus.

 

Cómo cuidar los cactus

Los cuidados del cactus favorecen el desarrollo y salud de la planta, sin embargo, la manera en que han evolucionado los cactus, con una estructura capaz de almacenar el agua, a la vez que se defiende de las altas temperaturas y los depredadores, le hacen una planta de fácil cuidado.

A la hora de regar un cactus una de las primeras cosas a considerar es la temperatura del lugar donde se encuentra, por ejemplo, un cactus deberá regarse una vez por semana, si se encuentra en un lugar con temperaturas entre 17 a 23°C, y dos veces por semana si superan los 27°C. Es aconsejable que el riego abarque toda la superficie del cultivo, para que las raíces puedan nutrirse bien.

La temperatura y la luz que necesitan los cuidados del cactus dependen del tipo de planta, como por ejemplo, los cactus con alto número de espinas o pelitos, necesitan de sol constante y reciben directamente los rayos solares. Por el contrario, cuando carecen de estas protecciones necesitaran de mayor sombra, y no exponerlos directamente a los rayos solares.

El suelo para cultivar el cactus es otro factor importante, si el sustrato de nuestro cactus posee un mal drenaje, el agua se estancará y pudrirá las raíces, haciendo que nuestra planta se enferme o se muera. Para evitar esto se puede colocar una mezcla de piedra pómez y materia orgánica. Por otra parte, el abono del cactus debe hacerse desde primavera hasta los días finales del verano, utilizando abono líquido o granulado, pero respetando las dosis para no perjudicarlos.

El trasplante del cactus puede realizarse en los meses de invierno cada dos años, aconsejando utilizar macetas de plástico, ya que en las de barro el trasplante puede deteriorar la planta haciendo que se contagie con bacterias y hongos. Una recomendación adicional es que debe regarse la planta, de tres a seis días después de realizar el trasplante, para darle tiempo a que cicatrice bien.

Los cuidados del cactus deben enfocarse en sus raíces, ya que cualquier deterioro en esta parte, harán que penetren las bacterias y hongos que producen enfermedades. Por esta razón, es aconsejable evitar los estancamientos de agua.

 

Enfermedades y plagas de los cactus

Los principales peligros que afectan a los cactus son los hongos y las bacterias. Un gran número de hongos pueden afectar estas plantas causando podredumbres. La mayoría de estos hongos entran a la planta, a través de las raíces dañando el tallo, sin embargo, cuando se producen fuertes lluvias o vientos, el cactus puede agrietarse permitiendo la entrada de los hongos.

Cuando el problema es en las raíces del cactus, es probable que se deba a un mal drenaje o estancamiento, para evitarlo, además de mejorar el drenaje, se necesitan destruir las plantas que estén enfermas, para evitar continuar con el contagio.

Si las raíces y el drenaje están en buenas condiciones, y la enfermedad ha sido porque el hongo enfermó la planta, desde una herida, lo que se debe hacer es aplicar un fungicida antibotritis.

La bacteria Erwinia puede causar podredumbre dejando una mancha negra, descomponiendo los tejidos del interior. Esta enfermedad no tiene cura y la mejor opción, es destruir la planta para evitar que la bacteria se reproduzca en otros ejemplares.

Para aumentar la prevención, se debe evitar el trasplante en época de invierno, desechar la tierra utilizada en el trasplante, y esterilizar la maceta si va a ser reutilizada. Las plantas enfermas deberán destruirse, a menos que éstas, puedan salvarse como un cactus con posibilidad de enraizar, o si la enfermedad puede revertirse eliminando el exceso de humedad, o cambiando alguna de las condiciones que puedan afectarlo.

Otra recomendación para evitar las plagas y cuidar el cactus, es regar la planta con fungicida en el agua, evitando que ésta caiga sobre el tallo o las flores del cactus. Siguiendo estas recomendaciones se podrá mantener el cactus en estado saludable.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información